Origen: Champagne, Francia.

Bajo el nombre de la ilustre viuda Clicquot -de soltera Ponsardin- se alza una de las casas más fieles al espíritu de Champagne, que se perpetúa en un afán perfeccionista, tanto en la calidad del viñedo (doce Grands Crus y catorce Premiers Crus en las tres principales zonas de Champagne) como en los criterios de exigencia de cada cuvée. Esta célebre «etiqueta amarilla» distingue a uno de los mejores Champagne Brut de assamblage sin añada, admirado por su frutosidad, su corpulencia y su sabrosa persistencia.

El assemblage del Yellow Label está compuesto por uvas de entre 50 y 60 crus diferentes. El predominio de Pinot Noir otorga la estructura tan típica de Clicquot, y completa la mezcla un toque de Meunier. El Chardonnay añade la elegancia y la sutileza esenciales en un vino perfectamente equilibrado.
El assemblage se realiza con vinos de reserva sin igual: del 25% al 35%, y a veces incluso el 40%, para asegurar la continuidad del estilo de la Maison. Cada uno de estos vinos añejos, de hasta nueve años de edad, se conserva por separado para preservar las cualidades únicas del viñedo y la cosecha.
El maestro bodeguero debe lograr la consistencia total del sabor que permite reconocer al instante el Yellow Label, un vino absolutamente fiable en cuando a calidad, color y bouquet.

De color amarillo oro y burbujas muy finas, nos invade un aroma afrutado donde se distinguen los duraznos y las peras, con notas de vainilla y de brioche tostado. Su textura es potente, caracterizada por una acidez con cuerpo y un toque mineral. Notas sutiles de durazno blanco, anís, galleta y kumquat. Su refinado final evoca una nota ahumada.

Composicion Varietal: 50% a 55% Pinot Noir, 15% a 20% Meunier, 28% a 33% Chardonnay.
Temperatura de Servicio: 7 grados.

Champagne Veuve Clicquot - 750 ml
Champagne Veuve Clicquot - 750 ml

Origen: Champagne, Francia.

Bajo el nombre de la ilustre viuda Clicquot -de soltera Ponsardin- se alza una de las casas más fieles al espíritu de Champagne, que se perpetúa en un afán perfeccionista, tanto en la calidad del viñedo (doce Grands Crus y catorce Premiers Crus en las tres principales zonas de Champagne) como en los criterios de exigencia de cada cuvée. Esta célebre «etiqueta amarilla» distingue a uno de los mejores Champagne Brut de assamblage sin añada, admirado por su frutosidad, su corpulencia y su sabrosa persistencia.

El assemblage del Yellow Label está compuesto por uvas de entre 50 y 60 crus diferentes. El predominio de Pinot Noir otorga la estructura tan típica de Clicquot, y completa la mezcla un toque de Meunier. El Chardonnay añade la elegancia y la sutileza esenciales en un vino perfectamente equilibrado.
El assemblage se realiza con vinos de reserva sin igual: del 25% al 35%, y a veces incluso el 40%, para asegurar la continuidad del estilo de la Maison. Cada uno de estos vinos añejos, de hasta nueve años de edad, se conserva por separado para preservar las cualidades únicas del viñedo y la cosecha.
El maestro bodeguero debe lograr la consistencia total del sabor que permite reconocer al instante el Yellow Label, un vino absolutamente fiable en cuando a calidad, color y bouquet.

De color amarillo oro y burbujas muy finas, nos invade un aroma afrutado donde se distinguen los duraznos y las peras, con notas de vainilla y de brioche tostado. Su textura es potente, caracterizada por una acidez con cuerpo y un toque mineral. Notas sutiles de durazno blanco, anís, galleta y kumquat. Su refinado final evoca una nota ahumada.

Composicion Varietal: 50% a 55% Pinot Noir, 15% a 20% Meunier, 28% a 33% Chardonnay.
Temperatura de Servicio: 7 grados.